Iglesia Parroquial

 

Hasta el momento, la noticia más antigua sobre la existencia de iglesia parroquial de Navalperal de Pinares la hemos encontrado en un documento que la menciona hace más de 600 años, a principios del siglo XV, en el que se relata que María Blázquez, vecina de Ávila, tutora y abuela de Catalina, hija de Ximen Muñoz Dávila, acude a Navalperal en defensa de sus intereses y la posesión del lugar.

El documento empieza diciendo:

En Nava el Peral, Aldea de Ávila, martes 29 días del mes de diciembre del nacimiento de nuestro señor Jesucristo de 1406 años, estando so el portal de la Iglesia de Santa María   e homes buenos del dicho lugar de Nava el Peral e estando el señor corregidor e alcaldes… en el dicho lugar ayuntados a campaña, repicaron (las campanas) según que lo han de uso y costumbre…”. Al final del documento se menciona entre los testigos del acto a “Domingo Fernández clérigo del dicho lugar de Navaelperal”.

Pocos años más tarde, el 18 de abril de 1460, se reúnen el concejo y alcaldes “a los pies de la iglesia de Santa María”, para tratar sobre una carta de requerimiento a la que responden que el único señor al que reconocen es Pedro de Solís.

Esta advocación de Santa María cambia al actual de Nuestra Señora de la Asunción, con cuya denominación ya aparece en documentos del año 1705 y otros encontrados en el Archivo Ducal de Medinaceli y en el de los Padres Dominicos de Santo Tomás en Ávila.

En la cúpula del altar mayor de la actual iglesia parroquial podemos ver dos importantes símbolos esculpidas en sendas piedras angulares que cierran los nervios de las arcadas: la concha o vieira de Santiago y un escudo con los trece roeles en el lado izquierdo (casa de los Dávila)  y franjas paralelas en el derecho (casa de los Córdoba del marquesado de Priego).

La vieira o concha de Santiago evidencia el paso del Camino a Santiago por nuestro pueblo desde hace siglos. Navalperal en aquellos tiempos era un importante enclave y paso de caminos, apareciendo en el trazado de Valencia a Salamanca según se detalla en el repertorio de caminos del año 1546 de  Juan Villuga y en el de 1576 de Alonso de Meneses, pasando también por el término de Navalperal el camino de Alicante-Albacete-Toledo-Valbellido (allí estaba la ermita y venta para refugio de peregrinos) que sigue por el Cordel de Maragatos hacia Arévalo-Astorga-Santiago de Compostela según la ruta detallada por ambos autores en su descripción del Camino de Santiago.

 

El Camino de Santiago en Navalperal de Pinares

(pulsa el enlace para acceder a más información)

 

Paraje de Valbellido y Valdelacasa, donde se cruzan la Cañada Real Leonesa Oriental (norte a sur, en el centro del mapa en trazo en verde) y el Cordel de los Maragatos (este a oeste, en trazos amarillos, sobre el que se puede leer “Camino viejo de Ávila”).

 

En cuanto al escudo, es el de las armas correspondientes al matrimonio de Pedro Dávila y Zúñiga con María de Córdoba, primeros marqueses de las Navas.

 

Vieira de Santiago y escudo de armas de los Dávila-Córdoba, I Marqués de las Navas, en la cúpula del altar de la iglesia de Navalperal.

 

Lo más probable es que, al tener los señores de las Navas la posesión territorial de Navalperal desde el año 1473, promovieran la construcción de la iglesia o la ampliación de la ya existente,  dejando constancia de ello con la colocación allí de su escudo de armas. Por lo tanto, el escudo del que hablamos nos da una primera base para establecer que la obra se haría a partir del año 1524, fecha del matrimonio Dávila-Córdoba.

En el año 1695 se hicieron obras en la iglesia, si bien desconocemos en qué consistieron. Sería el promotor el entonces párroco de Navalperal, que lo fue hasta el año 1718, también prior del convento de San Pablo de las Navas desde 1699 a 1705 y de 1710 a 1713, el fraile dominico Juan Coronado. Testimonio de ello es la viga de nuestra iglesia, hoy desaparecida, situada frente al coro. Conformaba la estructura de sujeción de la cubierta, pudiendo verse fácilmente desde aquel la inscripción:

“HIZOSE ESTA OBRA EL AÑO 1695 SIENDO CURA FRAI IVAN CORONADO”

Esta viga, importante testimonio escrito y único por su valor histórico sobre nuestra iglesia, fue quitada de su lugar y después destruida en la última década del pasado siglo XX con motivo de las obras de reparación de la techumbre amenazada de posible ruina.

De fecha posterior es la reja situada en el lado izquierdo de la nave, ya cerca de la espadaña del campanario, en una ventana que antiguamente daba luz a la dependencia donde se encontraba la pila bautismal, en la que puede leerse “1888”.

 

 

En 1901 Manuel Gómez-Moreno, académico de la Real Academia de la Historia, de la Real Academia de las Artes y de la Real Academia Española, hizo un inventario de monumentos de la provincia que se recoge en su libro Catálogo monumental de Ávila.

En ese inventario consta que en nuestra iglesia había escultura de “Imagen de San José con el Niño de la mano, segunda mitad del siglo XVII, bien puesta y plegada”, y en la página 422 especifica que nuestro templo “es del siglo XV; su capilla mayor con ábside de tres paños y bóvedas góticas”.

 

Imagen de la planta de la iglesia y cementerio viejo, sacada del plano-callejero del año 1923.  

 

En la parte posterior de la iglesia, en torno al ábside y hasta la puerta de entrada, estaba el cementerio municipal hasta el año 1914 que se inaugura el nuevo camposanto en su actual ubicación en El Zaucejo. Por la lectura de los libros de difuntos de la parroquia del siglo XVII-XVIII sabemos que se hacían también  algunos enterramientos en la propia iglesia. Así se dice en el siguiente caso en el año 1716:

  En la Villa de Nabaelperal en doce días de el mes de Septiembre de este año de mill setezientos i diez i seis murió Marcos Alcalde, Criado i Pastor Rabadan de el ganado  …… Enterrose en sepultura de la Yglessia i por verdad lo firmé …..Juan Coronado …..

  O  en otro caso en el año 1735:

En diez y ocho días del mes de Sepbre del año de mill setezientos y treinta y cinco, falleció francisca de fuentes, consorte de Juan Serrano. …enterrose en la Parrochial de Señora María de la Asumpcion de esta Villa de Navalperal con Missa de Cuerpo Pressente, segun estilo desta Yglesia.

  También por esos libros de difuntos sabemos que en la iglesia existían cinco altares colaterales, además del altar mayor del Cristo de la Indulgencia:

En la Villa de Navalperal  en diez días del mes de Mayo de Mill setecientos  y diez y nuebe, murió Josepha Corchero muger de Andrés Herranz  ……mandó se la dijese misa de entierro = nuebe misas de nobena cantadas y vigiliadas = zinco misas cantadas en los zinco altares colaterales = una misa cantada en el altar del Santísimo Xristo de la Yndulgencia ……Fr Juan Izquierdo.

La iglesia fue destruida en su interior en julio de 1936. En plena Guerra Civil, a finales de 1936, llega a Navalperal don Felipe Gutiérrez Blázquez como cura párroco, que se encuentra con el templo en estado lamentable e  inicia su restauración. Se trae de Arévalo el altar mayor. Es de escuela castellana, hecho en madera policromada y está dedicado a la Virgen de la Asunción, que se encuentra en el centro del retablo.  Encima, hay una imagen de la Virgen de Guadalupe con sus típicos rebordes en forma de rayo solar, junto con otras tallas de Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz. San José y Santa Rita, junto con dos pinturas, una de la Virgen del Carmen y otra de una escena de la infancia de Jesús, completan el altar mayor policromado.

 

Procesión con estandarte y palio el día del Corpus bajando de la iglesia, año 1940.

Se colocaron varios altares de madera policromada adosados a los laterales de la nave central, de estilo similar al altar mayor, en los que se celebraban misas hasta los años 60-70 del pasado siglo, así como un púlpito ( hoy desaparecido, salvo la barra de hierro curvada del refuerzo de su base que está sobre el dintel de la puerta de la casa sacerdotal)  con escalera para subir al mismo, situado en el lado izquierdo de la nave, desde el que era habitual que el sacerdote hiciera sus prédicas a los feligreses.

También había en la tribuna un armonio. Era de tamaño mediano, con su teclado parecido al de un órgano, y funcionaba dándole al pedal (por ser un instrumento musical de viento), objeto importante que desapareció de nuestra iglesia.

En la entrada al templo, a lado de la pila de agua bendita, existió un mosaico en honor de D. Basilio, cura párroco asesinado por las milicias de Mangada el 23 de julio de 1936, también desaparecido.

 

Mas información

www.parroquiadenavalperal.com