Presentación de los libros de historia de Navalperal

El pasado sábado día 24 de agosto por la tarde se presentaron los libros de la Historia de Navalperal de Pinares (Ávila), sus tradiciones y costumbres, obra compuesta de tres tomos, en la que han participado veinte autores coritos de nacimiento o de adopción.

El acto fue convocado por el Ayuntamiento de la localidad y se celebró en su salón de actos, presidiéndolo el alcalde del lugar José  Luis Bartolomé, siendo presentado y moderado por el teniente de alcalde y concejal de cultura Jesús Antonio Fragua. La exposición del contenido de los tres tomos corrió a cargo del Director de la Edición, Pedro Grande, que además es el autor del 80% de esta publicación.  

Asistieron al acto el alcalde de Las Navas del Marqués (Ávila), Javier Sastre,  el alcalde de Hoyo de Pinares (Ávila) y procurador de las Cortes de Castilla y León, David Beltrán, así como el alcalde de El Barraco (Ávila) y representante de la Diputación Provincial, José María Manso.

El acto fue un éxito absoluto tanto de público, ya que asistieron más de 200 personas, como de ventas, pues después de la presentación que se puso a la venta la edición ya se vendieron más de 100 lotes de libros, 300 ejemplares en total de los tres tomos.

En la presentación actuó la compañía de teatro local, Hierbabuena, que representó varios momentos y escenas la historia del pueblo. Se terminó el acto con la interpretación al violonchelo de obras de Juan Sebastián Bach y Pablo Casals.

Pedro Grande hizo una exposición resumida del contenido de estos libros en los que se cuentan más de 700 años de la historia de Navalperal de Pinares (Ávila), desde el siglo XIII hasta la Guerra Civil, capítulo que cierra el contenido de la parte referida a Historia Documentada del lugar.

Históricamente Navalperal de Pinares (Ávila) tiene sus primeros orígenes en Valbellido y el paso de la Cañada Real Leonesa Oriental por aquel lugar, con la donación que el Concejo de Ávila hizo a Domingo Ximenez en el año 1286 de un heredamiento que iba desde el Arroyo el Cajo por Peñalpino hasta El Herradón.

Esta primera posesión se ensancha con sucesivas incorporaciones de otros territorios hasta quedar conformado todo el término completo. Los herederos, casi 200 años más tarde, le venden a Pedro Dávila Bracamonte en 1473 el dominio solariego, no el jurisdiccional que se mantiene en jurisdicción de Ávila. El señorío solariego implicaba posesión del terreno para aprovechamiento o arriendo, mientras que el jurisdiccional supone dominio y autoridad  sobre los vasallos con ejercicio de justicia, cobro de impuestos y nombramientos de autoridades locales tales como alcaldes mayores y escribanos.

 Años más tarde, en 1613 y 1626, pasa íntegramente la jurisdicción al marquesado de Las Navas en la que quedan integrados tanto el señorío solariego, que ya lo tenía, como el jurisdiccional, por compra primero de Valbellido como «término redondo de Nabalperal, Aldea de Ávila» y luego del lugar propiamente dicho, pasando todo el término completo de la jurisdicción de Ávila al marquesado, uniéndose así a Las Navas y Valdemaqueda que ya eran propiedad de dicho señor (Documentos en el Archivo General de Simancas y otras fuentes).

En el siglo XVIII sigue perteneciendo al marquesado de Las Navas, pues en las respuestas dadas en el Catastro de Ensenada se dice a la segunda pregunta que «este lugar de Navalperal es de señorío, perteneciente al Duque de Santisteban, Marques de Las Navas».

Es en el siglo XIX, en 22 de julio de 1805, cuando pasa Navalperal de Pinares a la Corona que se lo expropia al ducado de Medinaceli, casa a la que ya se había incorporado el marquesado de Las Navas.

En el año 1856, el 30 de octubre, se hace la compra al Estado del término completo de «Navalperal y despoblado de Valvellido», compra que pagan los vecinos del pueblo mediante la «redención del censo» que tenían establecido con la Corona en esa fecha y con base en la ley de desamortización del ministro Madoz decretada el primero de mayo de 1855. El precio total de la compra fue 213.300 reales, a pagar en 10 plazos de 21.330 reales cada año (documentos en el Archivo Histórico Provincial de Ávila).

AUTORES DE LA OBRA

Ignacio Águila Elorriaga.

Juan José Águila Herranz.

Gonzalo Alarcón Palomo.

Andrés Bartolomé Alberca.

José Bartolomé Fragua.

Israel Tomás Elvira Herranz.

José María Elvira Verdugo.

Luis Filloy Rodríguez.

José Gago Herranz.

Pedro Grande Palomo.

Jesús Herranz Miguel.

Emilio Iglesias Yuste.

Juan Jorge Poveda Álvarez.

Pilar del Pozo Yuste.

Juana Robledo Martín.

María Jesús Robledo Martín.

Nieves Robledo Martín.

Juan Sánchez Fernández.

Carmen-Clara de Val de Aguilar.

Juan Pedro Yuste Nuñez.